Globalización Si, Globalización No

Como en otros muchos temas el de la globalización despierta pasiones encontradas. Unos la defienden a capa y espada y otros la rechazan porque amenaza las identidades nacionales mientras otros como los partidos islámicos porque pretenden imponer la democracia y los valores occidentales en sus países y otros la culpan de la pobreza y miseria que existe en el mundo.
globalizacion

Como en muchas otras cosas todos tienen algo de razón según como se mire la cuestión.

 La globalización, como su nombre indica, es la integración de las diferentes economías del mundo en un conjunto global que permite la libre circulación de bienes de consumo y capitales fomentando las inversiones productivas principalmente en aquellos países con regímenes democráticos y libres.
Se ha desarrollado especialmente desde la desaparición del bloque comunista en Europa debido al tremendo fracaso que representó su economía dirigida, protegida y centralizada.
Aspectos positivos de la globalización.
 La globalización ofrece inmensas posibilidades al comercio mundial eliminando los aranceles fronterizos y facilitando el flujo de dinero en los mercados financieros con lo que facilita la cooperación internacional y el aprovechamiento de los recursos.
La globalización impulsa también el desarrollo científico y el desarrollo tecnológico de aquellos países en que las multinacionales se asientan. La globalización permite asimismo el intercambio de inversiones a nivel mundial. Los inversores buscan el mejor rédito para sus inversiones y buscan aquellos lugares que les ofrezcan garantías para las mismas.
Todos los países necesitan dinero e inversiones para progresar. Aquellos que por causas políticas, religiosas o de cualquier otra índole se cierran a la globalización se quedan en el atraso y la miseria no importa cuantos recursos naturales dispongan.
 La globalización impulsa el libre comercio lo que trae beneficios para los países tanto los ricos como los pobres.
Al haber más incremento de productos y servicios hace que éstos reduzcan sus precios. Se crean empleos en los países más desfavorecidos y los salarios aunque bajos al principio tienden a subir y a ir comparándose con la de otros países más desfavorecidos.
Esto lo vemos sucediendo ya en países como la India y China. Por tanto el crecimiento económico permite que el nivel de vida aumente y la pobreza disminuya. Esta globalización ha permitido que la esperanza de vida haya aumentado considerablemente y la mortalidad infantil haya disminuido en la mayoría de los países en vías de desarrollo.
 La globalización, no se puede negar, ha traído una relación más estrecha entre los países y gracias a ella aspectos tan positivos como el aumento de la democracia en el mundo, el derecho de las mujeres y las tasas de alfabetización y la drástica disminución de enfermedades en los países del tercer mundo.
Aspectos negativos de la globalización.
Las naciones que carecen de un nivel tecnológico alto se ven poco o nada capaces de poder competir con los países más industrializados y por lo tanto más competitivos.
Esto es un problema enorme para los países del llamado tercer mundo en África, América Latina y Asia. La economía y la tecnología a nivel mundial avanza a pasos agigantados y estos países por mucho que lo intenten no pueden engancharse al carro de la economía mundial precisamente por carecer de los medios que les permitan ir a la par con estos países avanzados.
Por tanto la globalización puede aumentar los desequilibrios económicos y sociales en algunos países.
Para muchos representa una nueva clase colonialismo sobre los países pobres. La globalización también repercute en los países industrializados pues buscando los inversores más beneficios para sus inversiones buscan la mano de obra más barata y trasladan sus líneas de producción a aquellos países que les ofrezcan mejores condiciones.
Esto, por desgracia, en ocasiones implica que inversores corruptos se beneficien de una mano de obra barata en condiciones de explotación en países pobres ignorando las leyes laborales y de seguridad de los mismos.
De todos es bien conocido las terribles condiciones que sufren muchos obreros de Asia que trabajan para conocidas multinacionales.
 La globalización ha dañado al llamado Estado de Bienestar que gozaban algunos países y debido a la crisis económica mundial ha derivado hacia políticas menos intervencionistas y más liberales donde las personas ya no dependen tanto de una Estado-papá sino que deben elegir y tomar libremente sus decisiones.
A pesar de todas estas cosas no se puede discutir que la globalización ha sido la causa principal del enorme crecimiento a nivel mundial por parte de países desarrollados y en vías de desarrollo eliminando mucha de la pobreza existente en esos países.
 La globalización no seria posible sin la democracia y el capitalismo y lo que conlleva la libertad del individuo ha desarrollar libremente sus aspiraciones profesionales y de las empresas ha realizar sus inversiones que consideren más oportunas.
Los movimientos anti-globalización prefieren más las políticas proteccionistas argumentando que no es justo las diferencias de riqueza entre los más ricos y los más pobres. Aunque esto pueda ser verdad no se puede dudar de que a pesar de ello la globalización en su conjunto ha traído un incremento del bienestar en muchos millones de personas.
Lo importante no es si los ricos son más ricos sino si más personas están saliendo de la miseria y alcanzando cotas de bienestar que nunca habrían soñado.
 Las estadísticas nos dicen que en los últimos 20 años el número de personas que han salido de la pobreza absoluta que viven con uno o dos dólares al día se ha reducido en más de quinientos millones de personas.
Y es curioso notar que las mayores reducciones de la miseria han tenido lugar en aquellos países que han reducido sus barreras comerciales y aranceles y han abierto sus puertas a las inversiones extranjeras especialmente en los países asiáticos.
Por el contrario en aquellos países, especialmente en el África subsahariana, con una política económica proteccionista orientadas al sector interno su economía se estancó y alejados de la globalización apenas pudieron reducir estas tasas de pobreza e inflación y algunas por el contrario las incrementaron.
El incremento de la globalización con sus aspectos positivos y negativos es inevitable.
Ningún país que pretende progresar puede permitirse el lujo de desdeñarla y volver a las antiguas políticas proteccionistas cuyos resultados todos hemos conocido.
La historia nos enseña que ha sido el comercio el que ha traído el desarrollo y la civilización. Cuanto más comercio haya mejor para todos.
Creo sinceramente que si hubiera más auténtica globalización, más comercio entre países y menos proteccionismo los países pobres podrían exportar sus productos al mundo desarrollado y aumentarían sus niveles de vida considerablemente.
Es vergonzosa la hipocresía que nos invade. Nos dan pena los pobres africanos pero no les permitimos exportar sus productos por causas de los enormes subsidios que damos a nuestros agricultores y las tarifas arancelarias que ponemos a sus productos.
La mitad del presupuesto europeo se destina a subsidios agrícolas para que agricultores y terratenientes mantengan su nivel de vida pero les negamos a estos desfavorecidos que puedan desarrollarse dándoles las migajas que nos sobran.
La solución para ellos no es darles un poco de dinero en ayudas sino permitirles trabajar, desarrollarse y exportar sus productos. Y esto se consigue no con menos globalización sino con más.
Estas barreras son las que dificultan el comercio y el crecimiento económico de los países más desfavorecidos.
Creo sinceramente que a pesar de que la brecha entre los países ricos y los pobres ha aumentado la globalización en su conjunto permitirá la transformación de muchos países y alentará el crecimiento económico.
Ningún país puede permitirse el lujo de aislarse del resto de la economía global y son los países más prósperos los que deberían ayudarles a integrarse en la economía mundial Este es el único medio que permitirá el crecimiento económico y la disminución de la pobreza.

Impuestos : el dinero que todos

Los impuestos son el dinero que todos, ciudadanos, familias y empresas debemos pagar al Estado para que éste lleve a cabo todas sus funciones ya sean prestación de servicios, administración, infraestructuras, etc. Ya lo dijo alguien muy sabio: “Las dos únicas cosas ciertas en esta vida es que vas a morir y que pagarás impuestos” (Benjamin Franklin)

impuestos

Hay impuestos directos como los que se pagan por  la renta percibida o los ingresos empresariales, por las propiedades que poseemos, por los documentos que necesitamos de la administración, etc. y hay impuestos indirectos como  el sobreprecio que pagamos por las cosas que compramos  o los servicios que adquirimos (I.V.A).

Como los estados son insaciables nos cobran impuestos por todo, si hacemos una transacción, si compramos un coche, por circular por las calles, si heredamos algo de nuestros familiares, si compramos una casa, si la vendemos, o simplemente por disfrutarla.

Hay impuestos regresivos, aquellos que se cobran a todos por igual, seamos ricos o pobres, como el IVA. Esto implica que el pobre (nunca mejor dicho) cuando compra un artículo o producto debe pagar una proporción mucho mayor del dinero disponible que la persona rica o adinerada al comprar ese mismo artículo. Esto es algo injusto y absurdo.

Los impuestos progresivos, por el contrario, dependen de lo que ingresa una persona o empresa. Los que más dinero ganan pagan más que los que ingresan menos. Con ello los gobiernos intentan  distribuir la riqueza más equitativamente aunque, a veces, cuando se pasan un poco lo que hacen es ahuyentar las inversiones hacia otros lugares menos sangrantes.

Y cuando por afán recaudatorio aumentan los impuestos al consumo como el IVA lo que sucede al final es que en lugar de aumentar la recaudación disminuye pues también lo hace el consumo.

Los impuestos han existido desde que el hombre salió de las cavernas y se organizó un poco. Hay pruebas de que los antiguos sumerios y otras civilizaciones antiguas ya pagaban impuestos. Nadie se libraba de ellos.

Existe un texto sumerio de hace más de cinco mil años que lo expresa con pelos y señales: “Se puede amar a un príncipe, se puede amar a un rey, pero cuando llega el recaudador de impuestos hay que temblar”.

En la famosa piedra roseta del antiguo Egipto ya se puede leer que todos los ciudadanos habían de pagar impuestos con la única excepción de los sacerdotes y es que siempre ha habido clases privilegiadas. Y en el Nuevo Testamento vemos como se detestaba a los recaudadores de impuestos como el evangelista Mateo.

Cuando nos organizamos  surgen los líderes que nos quieren gobernar y también  las castas privilegiadas que se arriman al poder y a la administración correspondiente que organiza todo el tinglado. Todo ello conlleva unos gastos que el pueblo llano debe sufragar.

Y como el hombre de siempre ha sido bastante bestia  y ha querido imponerse y aprovecharse del vecino robándole su pan y su mujer si se tercia se ha tenido que organizar un sistema de defensa (ejército y policía) que nos defienda y esto también acarrea un gasto enorme que hay que pagar.

Con el paso tiempo los impuestos fueron  incrementándose y variando llegando a límites grotescos en la Edad Media  como que los vasallos no solamente debían pagar parte de sus cosechas al señor feudal sino debían prestar sus servicios a su ejercito cuando éste lo solicitara o el  llamado Derecho de Pernada donde el señor feudal tenía derecho sobre la virginidad de todas las mujeres antes de que pudieran contraer matrimonio.

La iglesia también cobraba impuestos a sus fieles, nada menos que el diez por ciento de sus productos y un impuesto en especie en forma de vino.

Los impuestos son necesarios pero cuando  son excesivos en lugar de estimular la creación de riqueza hace justamente lo contrario, el inversor, el que tiene medios y dinero se retrae de realizar inversiones de riesgo (y cualquier aventura empresarial tiene sus riesgos) y por tanto el dinero (la riqueza) se retrae del proceso productivo, en otras palabras los ricos y aquellos que disponen de liquidez dejan de invertir y contribuir a la economía y esto para un país es un desastre.

Dicen que el dinero es muy miedoso y cuando los que tienen el gran capital olfatean peligro para sus inversiones como la subida excesiva de impuestos por no hablar de tendencias socialistas extremas como la expropiación o la nacionalización, llevan su dinero a lugares más tranquilos donde la presión recaudatoria sea más benevolente para sus intereses.

Es por ello que los países deben huir de políticas populistas que no hacen sino espantar el dinero y las inversiones. Tenemos ejemplo de ello en algunos países de Sudamérica  donde los inversores están huyendo como si les persiguiera el diablo al no existir un pleno Estado de derecho y seguridad para las inversiones

Los gobiernos no crean riqueza, los políticos menos todavía. Los que pueden hacerlo son los ricos, los inversores, los empresarios y los emprendedores que arriesgan su dinero esperando conseguir un beneficio. A veces se  les detesta  pero son ellos los que tienen el dinero y la posibilidad de invertirlo y crear riqueza y empleo en un país. Espantarlos  no lleva sino a la pobreza, el subdesarrollo y el atraso.

Si los impuestos son excesivos lleva a una situación en que el rico prefiere consumir más e invertir menos. La diferencia entre ricos y pobres se acentúa y los gobiernos aumentan aún más los impuestos. Esto hace que el rico piense que es más fácil y cómodo gastar su dinero que invertirlo o regalarlo al gobierno con lo que encuentra la solución llevándolo a otra parte. El resultado: menos inversiones, más desempleo, más déficit….

Para concluir, los impuestos son necesarios y todos estamos obligados a contribuir con ellos al bien común, cada uno según sus posibilidades. Ya San Pablo en la epístola a los Romanos 13:7 nos dice. “Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto, al que honra, honra” 

El que se escaquea de cumplir sus obligaciones con el fisco, no solamente roba al Estado, sino que está robando a todos los demás ciudadanos que si cumplen con su obligación.

Pero esto no implica que el ciudadano no sienta la tentación de rebelarse contra el abuso y el despilfarro de los políticos y sus políticas insaciables de esquilmar el bolsillo de todos nosotros.

Impuestos altos significan menos recursos para que el ciudadano pueda consumir, ahorrar e invertir, lo que significa menos incentivos para realizar inversiones productivas, menos puestos de trabajo creados, más desempleo y por ello menos impuestos recaudados. Es un círculo vicioso que parece que algunos políticos no entienden o no quieren entender.

Como alguien dijo el dinero donde mejor está es en el bolsillo de los ciudadanos.

Enseñar a Invertir a nuestros Hijos

Es curioso (y triste) ver que la educación de nuestros hijos en nuestro país adolece de muchas carencias y los resultados saltan a la vista. Las cifras que el baremo PISA  sitúan a España entre los que tienen los alumnos más mediocres, los que consiguen  peores resultados y mayor es el abandono de los estudios  en el  entorno de la Unión Europea.

invertir

Cada gobierno que sale elegido de las urnas dicta una nueva Ley de Educación. Ésta será la 13ª reforma del sistema educativo español de los últimos 30 años, todas estas leyes están destinadas a mejorar el panorama educativo y  como estamos viendo año tras año han resultado un gran fracaso y un enorme fiasco para los padres, alumnos y profesores que ya no saben por donde dirigir sus esfuerzos. Luis Carbonell el presidente de la CONCAPA ha señalado que el informe PISA  sitúa a los alumnos españoles en puestos de absoluta mediocridad.

Pero erre que erre la situación no sólo no mejora sino que, por el contrario, se va deteriorando año tras año.
 
Hay muchas causas que han originado este problema y muchas ya han sido dichas por los entendidos en la materia pero yo me permito señalar una que pocas veces se oye. 
 
Por una parte a nuestros niños y jóvenes se les atiborra de un montón de asignaturas, muchas de las cuales no les servirán para nada en la vida adulta y por el contrario carecen de la mínima enseñanza en otras materias y facetas de la vida que sí serán imprescindibles para poder triunfar en esta vida que les ha tocado vivir. 
 
Es absurdo ver cómo tienen que estudiar 11, 12, 13 asignaturas incluyendo 2, 3 idiomas que son incapaces de asimilar, con montones de deberes, exámenes  y demás y con unos resultados catastróficos. 
 
Nuestros hijos acaban el bachillerato (los que lo acaban, claro) con un título en el bolsillo pero incapaces de enfrentarse a los retos que enfrentarán en el futuro próximo, la universidad, el mercado laboral, etc. Muchos llegarán a la enseñanza superior siendo incapaces de redactar un documento sin faltas de ortografía. Su nivel de inglés – al contrario que sus colegas europeos – será patético.
 
Me acuerdo que cuando empecé mi primer año en la universidad pensé que el nivel de inglés sería muy alto y difícil pero cuando los profesores se dieron cuenta de cuál era el nivel general de los alumnos, tuvieron que empezar con el verbo ´to be´ de nuevo, no me lo podía creer. 
 
Pues bien, llegarán a la universidad habiendo estudiado, latín, filosofía, física, matemáticas, inglés, francés, y no sé cuantas cosas más. ¿Me puede alguien explicar para qué es necesario estudiar tantas asignaturas? ¿No sería mejor estudiar menos pero más profundamente? ¿Es acaso, algo tan raro lo que estoy diciendo? 
Si, muchos se ríen al pensar que, por ejemplo, los estudiantes americanos son muy analfabetos en materias como geografía o historia pero eso no es óbice para que cada año la lista de premios Nobel en Medicina, Física, Química, Economía,…estén copados por norteamericanos, ingleses, alemanes, etc. Y, ¿para España qué? ¿Dónde están? ¡Qué pena!
Bien si a nuestros ilustres y académicas lumbreras del Ministerio de Educación les gusta inundar a los pobres estudiantes con multitud de asignaturas, por qué no ofrecer alguna que realmente les ayude a enfrentarse a los retos  que van a enfrentar en el futuro próximo. Podrían ser, por ejemplo, asignaturas que se llamaran ¿Cómo ser un emprendedor?, ¿Camino hacía el éxito financiero y empresarial?, saber invertir nuestro dinero,  ¿cómo evitar el fracaso?, etc. 
 
Bueno, es sólo una idea o más bien una utopía en nuestro país aunque como digo esto es normal en muchas escuelas americanas y de otros países. En la mayoría de los países de nuestro entorno los niños reciben cultura financiera en los colegios. ¡Ojala me la hubieran dado a mí en el colegio! Si en el nuestro no lo reciben, entonces tendremos que ser los padres los que tomemos el papel de maestros con nuestros hijos y empezar a enseñarles y capacitarles para estos retos tan importantes.
 
Existe un dicho antiguo que dice: “Dios ayuda a quien se ayuda a sí mismo” y alguien parafraseando este dicho afirmó: “los padres ayudan a los hijos que se ayudan a sí mismos”. Así pues, como padres hemos de aprender primero y después enseñar a nuestros hijos en este mundo tan intrincado de las finanzas. Quizás su futuro depende de lo que aprendan de nosotros.
 
Para saber invertir debemos estar al día en temas tan importantes como  el déficit público del país, la política económica prevista  y las leyes sobre impuestos de IRPF, sociedades, seguridad social, pensiones, etc. ya que éstas a menudo sufren cambios dependiendo del gobierno de turno y  que puedan afectar a nuestras inversiones.
Los padres debemos imbuir en nuestros hijos estos principios básicos y enseñarles que desde pequeños deben ser responsables de su dinero y de su situación financiera. Si lo aprenden desde pequeños de seguro de mayores sabrán racionalizar su situación económica y no repetir los numerosos errores que muchos de sus padres han cometido.
 
Si no estamos alertas sobre los posibles cambios de estas leyes podemos encontrarnos con la desagradable sorpresa de que nuestras expectativas han fallado  al no habernos dado cuenta de estos cambios. Miremos, por ejemplo el fiasco de las primas de energía renovable que hemos sufrido  en nuestro país recientemente cuando el gobierno no cumplió con lo prometido y las  rebajó considerablemente y muchos inversores han visto frustradas sus expectativas de ganancias en este campo.
 
La falta de conocimiento puede ser muy cara para el  futuro de los jóvenes, depende de nosotros que esto cambie. Una vida de éxito depende de muchos factores, algunos como aprender los entresijos de las finanzas  los hemos detallado anteriormente, depende  asimismo de ir aprendiendo las cosas pequeñas para poder enfrentarse a las grandes. Y en la educación de niños y jóvenes está una de las respuestas.

Que Aprender de los Suecos

Suecia es un país nórdico de una extensión como la de España y con una población de tan sólo 9.000.000 habitantes. A pesar de no tener muchos recursos naturales con excepción de la madera su economía es moderna y altamente industrializada que con una población tan pequeña está orientada principalmente hacia la exportación con productos como vehículos a motor, telecomunicaciones y productos farmacéuticos.
suecia

Suecia figura en los primeros puestos en las clasificaciones mundiales en competitividad, innovación y nivel de vida.

En cuanto a la población, los suecos son más de los 90% luteranos evangélicos y el vivir en un entorno duro, frio, y sin sol donde era muy difícil sacar un medio de vida hizo que sacaran un enfoque muy práctico de la vida, las relaciones entre personas y la empresa.

Los suecos son prácticos, diligentes, buenos planificadores y le dan mucha importancia a la honestidad, el orden, el trabajo disciplinario y la necesidad de evitar conflictos. Y, todo hay que decirlo, los suecos son en su mayoría bilingües en inglés.

Forman una sociedad donde la justicia y la equidad no son meras palabras con una visión primordial de evitar injusticias y problemas sociales, no es de extrañar tampoco de que Suecia sea uno de los países que más dinero da a los países necesitados.

Desde 1814 Suecia ha mantenido una política exterior de paz y neutralidad manteniéndose alejada de los diversos conflictos bélicos que han asolado a Europa. Los suecos son también famosos por su amor a la naturaleza y por la gran importancia que le dan a la protección del medio ambiente.

Siendo Suecia una nación agrícola y pobre hace sólo un siglo se ha transformado en una de las más ricas del mundo con una de las sociedades más igualitarias y equilibradas y un estándar de vida envidiable. Es un sistema capitalista pero al mismo tiempo con un alto estado de bienestar y un sector público muy dimensionado aunque para ello deben sufrir con un sistema fiscal de los más altos del mundo con unos ingresos fiscales que rondan el 50% del PIB.

Según la OCDE, la clave del crecimiento sueco y su gran productividad se debe a la gran desregulación que existe en su economía y a su enorme globalización ya que gran parte de sus productos se dedican a la exportación.

Una de las características principales del sistema sueco ha sido la cooperación existente entre gobierno, sindicatos y empresas, algo que ha facilitado las grandes ventajas sociales alcanzadas por toda la población gracias a los altos impuestos.

Suecia es sinónimo de innovación y desarrollo tecnológico y económico. Los suecos son gente disciplinada y educada con una gran veneración por la naturaleza y de siempre han perseguido aunar el crecimiento económico con un respeto por la ecología para lograr una economía sostenible. Es realmente digno de admirar los logros sociales y económicos conseguidos por este pequeño país cuya tecnología no tiene nada que envidiar a Estados Unidos o Japón al tiempo de seguir manteniendo la alta protección social de sus ciudadanos.

A pesar de los problemas económicos que sufrieron en los 90 cuando subió el desempleo y el déficit llegó al 15% del PIB el país supo emerger subiéndose al tren de la Nueva economía y creando un modelo económico centrado en la tecnología con un crecimiento sostenido a través de los años y una baja inflación con lo que las ventajas del estado de bienestar se pudieron mantener sin problemas.

Alrededor del 25% de los empleos creados en los últimos años están relacionados con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Su tasa de paro ronda el 4% (da pena hacer comparaciones con España).

En el campo educativo podemos también aprender algo. En el país existen escuelas públicas y privadas gratuitas y los padres reciben vales del gobierno para sus hijos pudiendo escoger libremente a qué colegio desean mandarlos pues se han dado cuenta de que la competencia entre escuelas mejora la calidad de la educación.

El sector de la exportación sigue siendo el principal motor económico de la economía sueca con sus empresas tecnológicas haciéndolo ahora menos vulnerable a las fluctuaciones internacionales que con sus productos tradicionales de exportación como el acero o la pulpa de papel.

En el campo empresarial existen muchas diferencias con España. Las empresas suecas comprar ordenadores para prestarlos a sus empleados sin coste alguno, así no es de extrañar que éste sea uno de los países con más penetración de Internet del mundo.

Las empresas acaparan la responsabilidad en el desarrollo de las tecnologías con empresas como Ericsson el mayor proveedor de tecnología telefónica del mundo. No es de extrañar, entonces, que grandes multinacionales como IBM, Intel, Sun Microsystems. Microsost y Hewlett-Packard hayan elegido este país para hacer realizar sus inversiones en Europa. Más del 80% de los trabajadores pertenecen a un sindicato y aunque no existe el salario mínimo los sueldos son fijados   a través de convenios colectivos.

Suecia es el líder europeo en nuevas tecnologías y no es de extrañar pues ya desde el colegio se estudian estas materias y destina mucho dinero, el 3.6% de su producto Interior Bruto a la Investigación y Desarrollo (I+D) de ahí  el gran número de empresas tecnológicas en un país tan pequeño con empresas tan conocidas como Atlas Copco, Asea Bovery, Volvo, Saab. Electrolux, Tetra Pack, Astra, Scania, etc.

Se calcula que en los últimos años, más del 25% de los nuevos empleos creados en este país están relacionados con las nuevas tecnologías. Mientras tanto España, en lugar de aumentar sus pocas inversiones en este campo los ha disminuido a causa de la crisis. Nunca aprenderemos.

Las exportaciones e inversiones suecas a España no han dejado de parar desde la segunda guerra mundial y, sin embargo, Es penoso comprobar que las inversiones españolas en Suecia son prácticamente nulas siendo como es Suecia una base estratégica para los productos españoles en todos los países nórdicos.

¿Que Hacer con nuestro Dinero?

Cuando queremos comprar un coche nuevo, una casa, etc. nos tomamos nuestro tiempo a la hora de elegir entre las distintas opciones que tenemos, comparamos precios, prestaciones, intereses a pagar, etc. No gastamos nuestro dinero en lo primero que vemos sino que tenemos buen cuidado a la hora de elegir qué producto adquirimos. ¿Por qué ha de ser diferente a la hora de invertir nuestro dinero?

como_ahorrar_cuando_no_nos_alcanza_el_dinero
No estamos hablando de cualquier cosa, estamos hablando de nuestro patrimonio, nuestros ahorros, nuestro futuro y el de nuestras familias, por ello deberíamos ser más cautelosos a la hora de saber manejar el dinero que tengamos, ya sea mucho o poco.

La mayoría de las personas por pereza o ignorancia financiera cuando disponen de una cantidad de dinero y tienen la posibilidad de ahorrar e invertirlo se conforman con depositarlo en una cuenta de ahorro de una entidad financiera por no tenerlo escondido en un calcetín como hacían sus abuelas y no sólo obtienen una nula rentabilidad sino que tienen que pagar comisiones por tener la cuenta abierta

Los bancos hacen negocios con nuestro dinero y encima tenemos que pagarles por ello. Es el colmo de lo absurdo.

El dinero de este “ahorrador” comienza a perder su valor desde el momento en que lo deposita en el banco. En lugar de ponerlo a trabajar, realizar inversiones lucrativas y sacar rendimientos mayores, es el banco el que lo hace.

En realidad el negocio banquero es el mejor invento que existe.

El banquero coge el dinero del señor Martínez, le paga unos intereses de, digamos 0,5% y al mismo tiempo lo presta al señor Jiménez cobrándole unos intereses de 8, 9, 10% por lo bajo. Y a ambos les cobra un sinfín de comisiones y tasas de por medio. Si el pobre señor Jiménez un mes tarda un par de días en abonar la mensualidad del crédito concedido, pagará no solamente los intereses de usura debidos sino que tendrá que pagar una penalización por hacerlo tarde.

Un negocio extraordinario, ¿no?, para el banquero, claro.

 A alguien que conozco bien en una ocasión por pagar un día tarde una mensualidad de 72 Euros le cobraron la cantidad de 45 € más los intereses correspondientes. A esto le llamo yo un robo legal que no está en el código penal. Y si tiene la desgracia de retrasarse unos días más le mandan una carta amenazándole con ponerlo en la lista de morosos.

Bien sigamos con lo anterior, las comisiones, la inflación, los pagos a la Hacienda pública (*) hacen que nuestro dinero se vaya depreciando (valga menos) día por día. O lo que es lo mismo nuestro poder adquisitivo va menguando, sin apenas  darnos cuenta, podemos comprar menos cosas con el mismo dinero que anteriormente.

Y cuando  el señor Martínez ve el saldo de su cuenta y observa que ha aumentado unos Eurillos, se pone tan contento y cada día el director de su  banco le saluda efusivamente y hasta un día le invita a café y todo…, este banquero si realmente se preocupara de su cliente le aconsejaría a realizar otras inversiones más productivas para su dinero.

(*) Por cierto no es lógico y justo que se paguen impuestos sobre los rendimientos de capital del dinero ahorrado cuando ya se pagaron impuestos anteriormente cuando se generó o adquirió ese dinero.

Voy a citar aquí un caso autentico que conozco a modo de ejemplo:

Un hombre próximo a la jubilación invierte todo el dinero que dispone (22.958 €) en una cartilla de una entidad financiera. El rendimiento que obtiene es del 0,34% nominal (0,35% T.A.E.) con lo que mensualmente  obtiene un rendimiento bruto de 6,59 €. A ello le resta el impuesto por rendimiento de capital (21%) (Al César lo que es del César) es decir, 1,38 € con lo que de su “inversión”, del dinero depositado en el banco y ganado duramente durante toda su vida obtiene la impresionante cantidad de 5,11 Euros mensuales  (61,32 € al año).

Y aquí no acaba la historia, pues cada trimestre tiene que pagar una comisión al banco de unos 15 Euros. Si a esto le unimos la inflación vemos que sí a lo mejor ganaría más teniendo el dinero debajo del colchón.

Esta situación viene del temor a realizar inversiones en productos no conocidos o con alto riesgo.

Pero en el mercado hay multitud de opciones, de las cuales hablo en este blog, algunas con alta rentabilidad y alto riesgo para los más decididos y valientes pero existen muchas otras donde el riesgo es mínimo y la rentabilidad mucho más alta que la del ejemplo anterior.

Sin ir más lejos las Letras y Bonos del Estado. Los estados son insaciables y siempre necesitan de una financiación extra por lo que esta opción siempre está abierta y se puede realizar fácilmente sin tener ningún conocimiento financiero a través de Internet.

Y si no tienes los conocimientos necesarios y no  sabes en que invertir tu dinero  para que te produzca mayores beneficios busca un asesor financiero  de confianza que te aconsejará donde hacerlo y sacarle más tajada a tus inversiones.

Tendrás que pagarle unas comisiones pero si lo hace sabiamente el rendimiento de tu dinero aumentará  y habrá merecido la pena el riesgo. Pero lo más importante, no pongas todos los huevos en el mismo cesto como se dice vulgarmente. Que tus inversiones estén diversificadas evitará riesgos innecesarios.

En todos los artículos de este blog y en otros posteriores encontrarás información sobre las posibles opciones a la hora de invertir tu dinero y que seas tú el que gana y le saca provecho  y no solamente tu banco.

Invertir en México

Para aquellos que buscan diversificar sus inversiones hacia otros destinos iremos dando información sobre distintos países especialmente en el área latinoamericana que está considerada  por la consultora Deloitte como una de las regiones más atractivas para la inversión por parte del capital privado y donde ya España es uno de sus principales inversores.

pais-mexico-escudo

Según los estudios realizados cuatro son los países que en un futuro cercano atraerán la mayor parte de las inversiones de capital privado internacional en América Latina, por este orden Brasil, Colombia, México y Argentina.

Empezaré por el país hermano de México, una nación de casi 2 millones de km2 y una población de 118 millones de habitantes con un capital humano joven y altamente preparado y cualificado y una edad media de tan solo 26 años. Cada año más de 100.000 ingenieros se gradúan en el país.

Con una renta per cápita de 15.300  dólares  le convierte en un mercado muy atractivo para los diferentes inversores de todo el mundo.

México es uno de los países con una mayor inversión extranjera no sólo  en América latina sino a nivel mundial captando inversiones extranjeras directas de 192.000 millones de dólares entre 1999 y 2008 debido principalmente a su estabilidad económica, una baja inflación y un gran mercado interno con gran capacidad de crecimiento.

Consideremos, por ejemplo, que su deuda es del 44% del PIB nacional mientras que la deuda española es ya casi el 100% con lo que son muchos los inversionistas extranjeros  que han depositado su dinero en los bonos mejicanos por ofrecer un buen rendimiento.

Es interesante notar que la Bolsa mejicana ha acumulado un rendimiento del 25,73% en los últimos tres años, muy superior a otros países emergentes como Brasil o China.

Por sectores las inversiones han sido captadas principalmente por industrias manufactureras 46%, servicios financieros 26%, comercio 8,5%, transporte y comunicaciones 5,8%, construcción 1,2%, etc. La principal inversión extranjera vino de su vecino del Norte Estados Unidos 54%, seguido de España 15%, Holanda 10,8%, Canadá 2,8% y Reino Unido 2,4%.

México es una economía abierta  y que gracias a la, a veces denostada globalización, y al tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá (TLCAN) o NAFTA por sus siglas en inglés, por el que se eliminan las barreras arancelarias con su poderoso vecino del norte, México se ha convertido en la puerta de acceso al mercado más importante del mundo con más de 400 millones de personas y ha obtenido un acceso preferencial para sus productos, servicios e inversiones y al mismo tiempo le ha permitido ofrecer grandes oportunidades de negocio y aprovechar las inversiones americanas en el país principalmente en los sectores financieros y en el sector manufacturero estableciendo en el país multitud de plantas procesadoras y de ensamblaje llamadas maquilladoras aprovechando la mano de obra más barata del país en comparación con Estados Unidos.

Asimismo México tiene una red de tratados de libre comercio con otros 45 países entre ellos la Unión Europea lo que le permite poder ampliar el mercado para sus productos a más de mil millones de personas.

Quizás muchos no lo sepan pero México es ya el principal exportador de productos de alta tecnología de América latina superando a países como Brasil o la India. El 80% de todos los productos exportados por el país fueron productos manufacturados.

Gracias a esta apertura México ha sabido ha sabido ampliar sus exportaciones y dar a conocer sus productos en todo el mundo. Por ello no sé si los mejicanos siguen pensando aquello de “pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”…

En fin volvamos al tema que nos ocupa. A nivel mundial México está considerado como uno de los 10 países más seguros en los que invertir dinero. Los inversionistas sólo necesitan nueve días y seis procedimientos para poder abrir un negocio.

Durante el 2010 las inversiones directa extranjeras en México vinieron principalmente de  Estados Unidos el primer inversor con 2.101 millones de dólares (48,5%), Holanda 1.407 millones (32,5%), siendo España el tercer inversor con 581 millones (13,4%), seguidos de Alemania y otros países.

Un área con un espectacular incremento es el de las franquicias aportando ellas solas el 6% del PIB nacional siendo un ejemplo de inversiones en este país con un bajo nivel de riesgo para los inversores extranjeros.

Otros sectores estratégicos a la hora de invertir en este país son la electrónica, el turismo y el sector automovilístico.

La inversión privada en México se ha desarrollado enormemente  en los últimos años especialmente a través de los Fondos de Capital Privado Mexicano (Amexcap) que tienen disponibles 5.000 millones de dólares para desarrollar inversiones en México y en distintos países, principalmente los Estados Unidos.

Grandes multinacionales como Microsoft, Intel  han visto las grandes posibilidades que ofrece el país azteca debido a su crecimiento económico, el ambiente favorable  por parte de las autoridades y a la mano de obra cualificada que hay en el país especialmente en el sector de la industria electrónica donde ya hay más de 700 empresas establecidas en el país.

Las inversiones extranjeras en México pueden ser directas como las descritas anteriormente  y las  indirectas, mediante la compra de valores ya sean de empresas o del propio gobierno y que se comercializan en la Bolsa mexicana. Estas inversiones foráneas aportan liquidez tanto al gobierno como a las empresas que les permiten financiar sus proyectos productivos.

Aquellos inversores que deseen invertir su dinero en la Bolsa Mexicana de valores (BMX) pueden hacerlo a través de las Sociedades de inversión y Fondos de inversión mejicanos que poseen un amplio conocimiento del mercado y de las leyes fiscales del país y que aglutinan a pequeños y medianos inversores seleccionando una cartera de valores o portfolio con el fin de diversificar las inversiones en el Mercado de valores y evitar riesgos innecesarios que podrían venir si lo hacen individualmente asumiendo más riesgos de los necesarios.

Las inversiones extranjeras en México están reguladas por la Ley de Inversión extranjera que otorga incentivos a las inversiones extranjeras y establece los derechos y obligaciones de los inversores extranjeros y el límite de participación de  dichas inversiones estableciendo el porcentaje de dicha inversión en el capital social de las sociedades mexicanas con el fin de contribuir al desarrollo nacional y la creación de puestos de trabajo.

México ofrece un mercado muy amplio, grandes oportunidades, una mano de obra cualificada y al mismo tiempo transparencia legal y protección de la propiedad privada e intelectual, sin olvidar que hablan nuestro mismo idioma por lo que no hay problemas de entendimiento.

Existen algunas áreas restringidas para las inversiones extranjeras como el transporte y las telecomunicaciones y aquellas otras exclusivas de la inversión estatal como el sector de hidrocarburos y de energía nuclear.

Para resumir según el Icex español México ha conseguido estabilizar su macroeconomía gracias a una serie de políticas económicas como el control de la inflación y unas finanzas públicas equilibradas y le ha permitido reducir su tasa de riesgo país a mínimos históricos unido a un crecimiento estimado en el 4% anual. Todo ello  favorece la entrada de capitales extranjeros y las inversiones tanto nacionales como foráneas.

Las inversiones españolas en México se centran principalmente en el sector financiero y en sectores industriales como el agua y la electricidad y por último el comercio y los servicios, principalmente el turismo, que ofrecen grandes posibilidades de ganar dinero a las empresas e inversores españoles.

Que Aprender de los Alemanes

Hay muchas cosas que aprender de la nación alemana y de los alemanes. A pesar de que existen manchas muy difíciles de borrar e imposibles de olvidar como el régimen nazi en este artículo quiero centrarme en los aspectos positivos de esta nación de la que hay muchas cosas que aprender.

aprender-de-los-alemanes

Lo primero que nos viene a la mente cuando hablamos de Alemania es la calidad de sus productos; no importa que compres un coche o un juguete el distintivo “Made in Germany” nos infunda de primera mano confianza en la calidad de su producto.

El por qué es fácil de ver. Yo he trabajado con muchos alemanes en mi etapa de emigrante y conozco bien su carácter y su disposición al trabajo. Al alemán no le importa el trabajo duro y lo primero que buscará es hacerlo de la mejor manera posible.

No se escaqueará cuando el jefe no lo vea pues tiene bien impreso en su carácter la honradez y el sentido del deber.

En mi etapa de emigrante en Australia trabajé con gente de muchas nacionalidades y siempre pude notar que los alemanes eran los que mejor y más concienzudamente hacían las cosas, parecía que su vida era el trabajo, vivían para trabajar no como nosotros los latinos que trabajamos para vivir.

Se ha calculado que el trabajador alemán tiene un índice de productividad del 60% mayor que el español y es 80% más productivo que el griego. En esto influye no solamente su alta tecnología sino su manera de ser, idiosincrasia  y su forma de trabajar. Otra cosa era el carácter que en muchos de ellos dejaba mucho que desear. Del trato agradable y la simpatía eran ellos los que deberían aprender un poco de nosotros.

Bien, cuando uno visita Alemania lo primero que te sorprende, aparte de la limpieza y la pulcritud, es que la inmensa mayoría de loa alemanes sabe inglés perfectamente por lo que no existen muchas barreas de idioma. Un punto para ellos.

Los españoles estamos en la cola, como en otras muchas cosas, en el manejo de idiomas. Se observa también que en este país existe una ética profesional muy estricta donde están prohibidos los sobornos, las “mordidas” y las mentirijillas de las que tanto alardeamos los latinos. Allí un político que haya mentido o se le haya descubierto una pequeña falta dimite inmediatamente.

Vamos, lo mismo que en nuestra querida España…

Podemos hacer bromas sobre que los alemanes son cabezas cuadradas y hormigas trabajadoras pero no podemos negar que son serios, disciplinados y eficientes y esto último es lo que hemos de imitar.

El compromiso con la calidad es inherente en los alemanes.

Quién  de nosotros, si podemos, no adquirimos un coche o una lavadora alemana aunque sea mucho más cara pues sabemos que nos durará muchos más años que cualquier otra. La marca Alemania es esa: tecnología, calidad y bien hacer.

Esto hemos de aprender, España y los demás países latinos para que se nos tenga en cuenta y aprendan a valorar nuestros productos.

Su énfasis está puesto en productos de calidad no en productos de bajo coste que aunque cuesten más dinero se deprecian más rápidamente. El por qué es fácil de ver: producen productos de calidad porque tienen una educación de calidad. No puede haber lo uno sin lo otro.

Alemania es uno de los países más desarrollados del mundo siendo la cuarta economía mundial a pesar de no tener excesivos recursos naturales con un Pib  per cápita de 41. 512 dólares y es uno de los mayores exportadores de mercancías del mundo.

Se la ha denominado “campeón mundial de las exportaciones”, principalmente maquinaria y automóviles, aparatos eléctricos y electrónicos y productos químicos por lo que su balanza exterior es muy positiva.

El camino no ha sido fácil pues la nación fue totalmente devastada durante la segunda guerra mundial pero de esas ruinas la nación supo con esfuerzo y tesón levantarse hasta convertirse en lo que  es hoy, la cuarta economía del mundo. Y para lograrlo tuvo también que superar la reunificación con la antigua Alemania comunista, un pozo casi sin fondo en la que ha tenido que realizar inversiones de más de 400.000 millones de dólares para sacarlos del desastre comunista en que se encontraban y ponerlos a la par de sus otros hermanos “capitalistas”.

Y algo que muchos desconocen, Alemania es la tercera nación del mundo que más dinero aporta a la ayuda al desarrollo del mundo y la que más asilados políticos acoge en Europa.. Su mayor recurso es su gente, 82 millones de habitantes distribuidos en un área de 357.121 km2, mucho menor que por ejemplo España y que tiene la mitad de población.

Alemania también alberga el tercer mayor grupo de emigrantes internacionales, millones de personas que buscan en este país algo tan esencial como ganar dinero,  trabajo y futuro para sus hijos ya que este país goza de uno de los niveles de vida y protección social más altos del mundo. Y todo esto, no hay que olvidarlo, conseguido después de que esta nación fuera arrasada y destruida completamente en la segunda guerra mundial.

Alemania fue la cuna de la Reforma Protestante del siglo XVI cuyos conceptos básicos de honestidad y trabajo aun perduran y moldean el carácter de los alemanes.

Alemania ha sido a lo largo de los años cuna de los más grandes científicos de la historia. Casi 100 científicos alemanes han conseguido el premio Nobel. La lista sería interminable pero destaquemos figuras  como Leibniz, Einstein, Max Planck, Röntgen (descubridor de los rayos X), Hertz, Fahrenheit, etc. Sin olvidar los grandes ingenieros e inventores con nombres tan conocidos como Gutenberg , Geiger, Daimler, Diesel, Benz, y un largo etc. Y hoy en día sigue siendo un líder en los diversos campos científicos y tecnológicos.

Alemania es un país con gran conciencia medioambiental y en la actualidad casi el 20% de la energía que produce es renovable teniendo la mayor capacidad de energía solar del mundo y uno de los mayores parques eólicos.

Los alemanes son un pueblo culto. El 67% de sus habitantes pueden comunicarse en otro idioma distinto y el 27% en dos idiomas extranjeros.

La cultura alemana ha destacado en diversos campos como la música (Bach, Beethoven, Wagner…), la literatura (Goethe, Mann, Hesse…) y la filosofía (Kant, Hegel, Nietzsche…)

Sus universidades son reconocidas internacionalmente y diez de ellas están clasificadas entre las primeras doscientas universidades del mundo.

Creo que ninguna española figura en esta lista de mejores universidades.

Los alemanes respetan las normas, son puntuales, si quedas con ellos a las 10 están a las diez…, son disciplinados, cumplen lo que dicen. Aunque puede que no estén orgullosos de su pasado sí lo están de su presente, no olvidemos que siguen siendo la locomotora de la Unión Europea y de todas las cosas positivas que crearon a lo largo de los años.

Aprendamos de sus cosas buenas, las otras como su tacañería, el ser sosos, antipáticos y un poco  racistas se lo dejamos para ellos. Aunque como aquí decimos “en todas partes cuecen habas”.

Historia de Éxito: George Soros

Si queremos conseguir dinero en nuestras inversiones bien haríamos de aprender de inversores como George Soros que casi de la nada han subido hasta los puestos más altos de las grandes finanzas. El famoso magnate, inversor y filántropo  nació en Budapest (Hungria) en 1930 y durante la segunda guerra mundial tuvo que huir y ocultarse de los  nazis por ser judío.

george-soros

Soros es hablante nativo del esperanto ya que su padre fue editor y escritor en ese idioma. Gracias a su conocimiento de esperanto  pudo escapar de su país entonces bajo la ocupación soviética al participar en un congreso de esperanto en Suiza en 1946.

Se trasladó a Inglaterra donde estudió en el London School of Economics donde estudió con el filosofo Kar Popper que influyó mucho en su pensamiento. En Londres Soros empezó su carrera de financiero pero fue en Estados Unidos donde se trasladó más tarde donde realmente comenzó su carrera  inversionista en diversas firmas de Wall Street.

En 1973 fundó su Quantum Fund  la institución financiera más rentable de la historia con los beneficios que obtuvo vendiendo acciones que no eran suyas esperando que su cotización cayera para recomprarlas después a un precio inferior.

 Desde entonces ha tenido unas ganancias de 39.600 millones de dólares especulando en los mercados financieros de todo el mundo. En pasado año solamente las ganancias fueron de más de 4.000 millones de Euros. En la actualidad la fundación  está gestionado  por sus hijos.

George Soros está considerado como la séptima persona más rica del mundo. Sus inversiones a través de Soros Fund Managment abarcan muchos sectores desde el futbol (Manchester United), la tecnología donde tiene invertido el 26% de sus inversiones (Microsoft, LinkedIn), empresas de bienes de consumo (20%),como Herbalife, Johnson and Johnson, empresas energéticas (14&), etc.. Últimamente ha invertido 55 millones de Euros en la constructora española FCC. Soros también es el mayor terrateniente de la Argentina con más de 400.000 hectáreas.

El admite que le hace caso a su cuerpo a la hora de invertir su dinero. Cuando le duele la espalda lo toma como un aviso de abandonar una inversión.

Soros es un inversor con instinto que no se deja amilanar por nadie. Es admirado y odiado al mismo tiempo. Muchos dicen que es una persona despiadada y demasiado liberal. Para él hay gente buena y mala y no se quiere identificar por ninguno de los dos grupos.

Soros tiene una muy mala fama como especulador de divisas no temblándole el pulso a la hora de especular y obtener grandes beneficios. En 1992 se hizo mundialmente famoso cuando atacó a la libra esterlina apostando por su depreciación e hizo quebrar nada menos que al Banco de Inglaterra en lo que se llamó el miércoles negro llevándose unas ganancias de 1.100 millones de dólares.

No hizo caso a la regla sagrada de los inversores de “nunca especular contra el Banco Central”. Se defiende diciendo que sabe encontrar las diferencias entre las valoraciones reales y las que se perciben en los activos financieros. Es famosa su máxima: “encuentra una tendencia cuya premisa es falsa, y apuesta tu dinero contra ella”.

Soros no sólo piensa en ganar dinero. Ha estado involucrado en grandes obras beneficias y filantrópicas como ayudar a estudiantes de raza negra en Sudáfrica y a movimientos disidentes en países del este europeo como el movimiento Solidaridad en Polonia y otros en Hungría y la República Checa.

En 1993 fundó el Open Society Institute donde ha invertido miles de millones de dólares para promover la democracia,  la libertad de expresión, los derechos humanos, la sanidad pública y la educación en más de 70  países del mundo.

En el lado negativo a Soros se le recrimina ser causante de algunas de las diversas crisis financieras ocurridas en  los últimos tiempos como la crisis asiática y la crisis del rublo en 1998 y  que sus éxitos se deben a pertenecer a círculos financieros secretos especialmente de la familia de financieros Rothschild  que le han facilitado información privilegiada para sus ataques a diversas divisas como  la inglesa y la lira italiana produciéndole grandes beneficios así como de ser responsable de la terapia de shock en la Europa Oriental mediante la cual los nuevos gobiernos postcomunistas vendieron las empresas estatales como la siderúrgica polaca Huta Warsawa a precios de saldo a financieros internacionales causando el despido de trabajadores y otras tensiones sociales.

En su libro “La crisis del capitalismo global” predijo la crisis global que se desató en 2008 considerándola como la peor crisis financiera que ha visto en de toda su vida.

Como uno de los financieros y especuladores de más éxito en  la historia sus puntos de vista sobre como y donde invertir el dinero deberían ser tomados en cuenta por todos especialmente  aquellos que desean triunfar y rentabilizar sus inversiones.

“Soy rico, solo porque sé cuando estoy equivocado”.

George Soros.

En que Invertir en el 2017

Si tienes dinero ahorrado, te felicito por ello, pero si quieres conservarlo o mejor incrementarlo, deberás pensar en la forma de invertirlo de la mejor manera. El mundo financiero es una selva donde uno se puede perder si no toma las precauciones necesarias o puedes ser comido por una fiera salvaje, y te digo que hay muchas fieras sueltas  por ahí con traje y corbata. Si estás buscando en que invertir, sigue leyendo.

en-que-invertir-en-el-2017

Si el mundo de las finanzas y la economía te asusta y prefieres dejar tu dinero debajo del colchón, es una opción pero te digo que tu dinero debido a la inflación, comisiones e impuestos se irá depreciando cada día o lo que es lo mismo cada día valdrá menos y por tanto tú cada día serás más pobre. Así de sencillo.

Por tanto es mucho mejor estudiar concienzudamente el mapa y así salir airosos de esta aventura que tenemos que afrontar,  salir en medio de esta selva de crisis, desempleo, altos impuestos y desasosiego por el día de mañana.

El futuro no se ve muy prometedor y los padres de  familia nos preguntamos qué deberán afrontar nuestros hijos el día de mañana.

Ya se dice que ellos vivirán en peores circunstancias que nosotros, encontrar un trabajo adecuado será cada vez más complicado, el estado de bienestar se irá degradando más y más y eso de las pensiones será algo del pasado. Así pues es incuestionable la necesidad de trabajar, ahorrar y dedicar este ahorro para las inversiones del futuro, de nosotros y de nuestros hijos.

Si queremos invertir dinero y rentabilizar nuestras inversiones en medio de una crisis económica habremos de oír a los expertos que auguran un principio de recuperación económica para nuestro país y otros de la zona Euro donde se espera un crecimiento del 1% que aunque no es muy alto marca la diferencia con años anteriores.

La crisis del Euro está llegando a su fin y con ello la lenta recuperación de la economía especialmente en un panorama de baja inflación y  menores costos de financiación.

Por otra parte el crecimiento de la economía americana es un hecho y como motor del crecimiento mundial redundará en el crecimiento de otros países occidentales hace que muchos analistas enfocan su mira de inversiones hacia la renta variable (acciones) entre ellas la española.

La rentabilidad de la deuda pública está bajando y los inversores más atrevidos buscarán mejores oportunidades de inversión dejando la deuda pública para los más conservadores. Pero siempre habrá oportunidades de inversión para todos aquellos que desean realizar las mejores inversiones en 2017.

Los mercados emergentes están perdiendo fuelle debido a la bajada de precios de las materias primas que fue lo que constituyó el gran incremento en sus economías y por tanto los inversores van buscando plazas más seguras para sus inversiones.

De cualquier manera podríamos organizar nuestra cartera de inversiones de una forma diversificada que incluyera  deuda pública europea,  deuda española, deuda variable y  renta fija corporativa. Las proporciones de estas inversiones dependerán del perfil del inversor.

Los inversores en la Bolsa española deberían gestionar su cartera según vaya evolucionando la situación económica y no quedarse estancados en algunos valores solamente.

Se cree que ésta puede subir hasta un 15% durante este año gracias a las nuevas perspectivas económicas que la economía española despierta entre los inversores exteriores que están llevando a la prima de riesgo hasta valores que no se conocían desde hace 3 y cuatro años.

Los inversores que quieran diversificar sus inversiones con una cartera variada poner su dinero en  fondos de inversión son la mejor opción abierta.

Estos operan en las diferentes Bolsas mundiales así como en renta fija por lo que su potencialidad en obtener buenas rentabilidades para el inversor es muy alta, además las  comisiones que cobran no son excesivamente altas.

La prensa económica nos da regularmente la lista de los fondos con mayor rentabilidad. Los fondos al tener carteras con una gran variedad de inversiones ofrecen al inversor una gran estabilidad y  mejor relación entre  rentabilidad y riesgo.

En otro orden de cosas no podemos olvidarnos este año del mercado inmobiliario español que ofrece grandes ventajas para realizar  inversiones lucrativas. Son muchos los llamados fondos buitres extranjeros principalmente estadounidenses que aprovechando la caída de los precios de los bienes raíces en España están llegando como abejas al panal de miel, comprando propiedades al por mayor para en unos pocos años, cuando se recupere el mercado, vender con unas enormes plusvalías.

Este mercado también está abierto a los pequeños inversores.

Hace años que el mercado in mobiliario no ha sido tan atractivo, especialmente  realizar inversiones en las propiedades listadas en los propios bancos que están deseosos de librarse de ellas  ofreciendo financiación al 100% de su valor.

Adquirir propiedades para revender más tarde o simplemente alquilar es una opción interesante para aquellos inversores más cautos que quieren buenas rentabilidades para su dinero invertido y generar ingresos con un bajo nivel de riesgo.

Por último para los inversores que buscan ganancias a largo plazo con la mayor seguridad posible no podemos descartar los Bonos del Estado que ofrecen todos los países para que la maquinaria del Estado no deje de funcionar. Cada estado ofrece rentabilidades distintas.

Lógicamente a mayor rentabilidad mayor riesgo. Los bonos del estado español están en la actualidad alrededor del 3,5% lo que no está mal para aquellos que sobre todo buscan el menor riesgo. Los bonos tienen un plazo fijo que pueden ser de varios meses a varios años. Cuanto más largo sea el plazo suscrito mayor rentabilidad obtendrá el inversor por su dinero.

Espero que este post te haya ayudado a saber en que invertir en este 2017.

Que Aprender de los Japoneses

¿Podemos aprender algo de este pueblo y que nos sirva a nosotros? Vemos a los japoneses como gente culta, enigmática y dedicada al trabajo en mente y alma. Veamos que podemos aprender de este pequeño país, pero entre los mas modernos del mundo.
fuhiyama-japon

Japón.

Japón es un país pequeño (la mitad que España), montañoso, de origen volcánico y superpoblado con más de 130 millones de habitantes.

Consta de cuatro islas principales y numerosas islas pequeñas. Apenas el 20% de su superficie es habitable lo que no deja de sorprendernos y admirar aún más este país que a pesar de ello, de su aislamiento durante siglos y de haber quedado en ruinas en la segunda guerra mundial ha sabido con disciplina y esfuerzo alcanzar altas cotas de progreso con un crecimiento económico único en el mundo siendo en la actualidad la tercera economía mundial (la segunda hasta 2010).

Japón es una sociedad moderna pero firmemente arraigada en sus tradiciones ancestrales. Debido a sus creencias los japoneses buscan mantener la armonía entre todas las cosas, son disciplinados y valoran la jerarquía en la familia, la sociedad y la empresa y el respeto hacia sus superiores por lo que el obrero o empleado japonés es disciplinado y  diligente.

En general el empleado japonés, al contrario que nosotros, aspirará a servir en la misma empresa durante toda su vida. No le importa que todos usen los mismos uniformes, vivan en dormitorios colectivos y desarrollen su trabajo como si fueran largas cadenas de montaje de una empresa automovilística.

Japón supo copiar de otras naciones más avanzadas los modelos de producción moderna y después mejorarlos pues este concepto de mejora constante es un ideal nacional.

Japón es un país altamente industrializado especialmente en las altas tecnologías que supo en los años posteriores a la gran guerra copiar primeramente y luego innovar y producir con la mente fija en la calidad y mejora constante de sus productos.

Hoy día es uno de los países más avanzados tecnológicamente del mundo especialmente en el mundo de la automoción (tercero mundial) equipamientos electrónicos (la primera del mundo), robótica,  maquinaria industrial, etc.

El caracter del japonés.

Al contrario que los latinos que somos especialmente individuales, los japoneses tienen una mentalidad de grupo donde se prima el bienestar del conjunto por encima de la  del individuo. Este espíritu de cooperación y armonía en grupo es fundamental en la cultura japonesa aunque se piensa que las nuevas generaciones están cambiando este concepto para abrirse más hacia la individualidad a la manera occidental.

Los japoneses tienen todo muy jerarquizado. Cada uno sabe cual es su puesto y su cometido y no se saldrá del papel. Hasta las formas  de saludar y sentarse a la mesa son importantes para un japonés. Esto lo vi yo en una ocasión en un hotel de Nueva York donde pude observar lo importante que es el protocolo y los saludos a los superiores con grandes reverencias. Esto seria inconcebible en nuestra sociedad.

Los japoneses son reservados y no quieren llamar la atención. Se esfuerzan por la perfección y la mejora constante da lo mismo que sea a la hora de confeccionar un ramo de flores como de diseñar un automóvil con una gran capacidad creativa. Uno no tiene más que fijarse en empresas como Canon, Sony o Mitsubishi.

Aspectos positivos que podemos aprender de los japoneses.

La educación.

Ellos tienen una gran reputación de formalidad y no se conforman con un apretón de manos cuando saludan o les presentan a alguien sino que la tradicional reverencia es común todavía en esta sociedad tan moderna en otros aspectos. Los japoneses dan una gran importancia al respeto y la educación y por ello suelen ser bastante tímidos en las relaciones con los demás.

La puntualidad. 

Al contrario que nosotros los latinos, los japoneses son puntuales en extremo y consideran una gran falta de educación llegar tarde a una cita y no digamos si alguien llega tarde al trabajo.

La amabilidad. 

Esta se expresa en multitud de situaciones de la vida diaria. Nadie en Japón visitaría a otra persona en su casa sin llevarle un regalo.

Trabajo duro. 

Para el japonés el trabajo es tan importante o, en ocasiones, más que incluso la propia familia. Existe una palabra en su idioma para la muerte por exceso de trabajo “karoshi” y es porque se da en muchas ocasiones. Esta palabra es imposible de traducir en nuestro idioma por motivos que todos conocemos.

Para muchos trabajadores japoneses el irse del trabajo justo cuando acaba la jornada es algo negativo y muchos prefieren quedarse algo más de tiempo aun sin cobrar horas extra. Lo que más le agrada a un japonés cuando termina su jornada de trabajo es que le digan “otsukaresama deshita” (estás cansado). ¿Es de extrañar que sean la tercera economía del mundo?

La sociedad exige tanto en materia de perfección que cuando ésta no se puede conseguirse muchos no ven otra vía de escape que el suicidio.

El respeto.

 En este país se tiene un gran respeto por los demás especialmente por las personas ancianas ya que se piensa que cuanto mayor es una persona más sabia es y se considera algo de mal gusto hablarle a alguien  mayor que tú de una manera pasota o con demasiada familiaridad.

La limpieza. 

Como español en ocasiones me avergüenza ver el estado de las calles y cómo la agente tira papeles y otra basura sin ninguna consideración ni respeto hacia los demás. Los japoneses son famosos por ser extremadamente limpios y cuidadosos con su entorno.

Si van de excursión y ven algo de basura en el campo la recogen aunque ésta sea de otros irresponsables y cochinos. En las escuelas son  los propios alumnos  los que  limpian, barren las aulas y pasillos y recogen la basura  después del horario escolar. Para el japonés  el tener todos los lugares públicos limpios es una obligación que atañe a todos los ciudadanos.

Saber valorar las cosas. 

En japonés hay una palabra “Mottoinai” que expresa lo que uno siente cuando ha desperdiciado algo. Siendo un país pequeño, superpoblado y sin recursos naturales no es de extrañar que su gente tenga mucho cuidado en apreciar lo que tienen y no desperdiciar las cosas como se ve con mucha frecuencia en occidente.

Antes de cada comida el japonés dice las palabras  “itadakimasu” (recibo con humildad) para agradecer el trabajo realizado por aquellos que han cultivado los productos o los que los han preparado en la cocina y a las plantas y los animales que han dado sus vidas para que ellos se puedan alimentar.