Que Aprender de Los Israelitas

Israel es un diminuto país de tan sólo 22.145 km2 (como la Comunidad Valenciana) y una población de 8 millones de habitantes con una densidad de 343 habitantes/km2 sin apenas recursos naturales exceptuando los yacimientos de gas encontrados recientemente.

israel-haifa-bahai-gdns
Es el único estado judío del mundo y fija su identidad en la antigua Tierra de Israel. El establecimiento del moderno estado de Israel en 1948 puede considerarse algo milagroso después de la dispersión de los judíos por todo el mundo durante 2.000 años.

Ninguna otra nación con una historia conjunta de más de 3.000 años ha sido capaz de tamaña obra. Esto nos da la primera idea del carácter judío de tenacidad y esperanza que pese a la persecución sufrida durante tanto tiempo siempre se fijaron el retorno a su “tierra prometida” como su objetivo último.

Y, después de todos estos años y a pesar de los muchos errores y – todo hay que decirlo – excesos cometidos y de sufrir sucesivas guerras en contra de todos sus vecinos, han logrado el asentamiento perpetuo de un estado que no deja de sorprendernos, siendo el único estado de oriente medio con una democracia representativa y verdadero sufragio universal.

Pese a encontrar la tierra de Israel yerma y sin recursos los israelitas con su inteligencia y arduo trabajo e invirtiendo grandes sumas de dinero supieron convertirla a través del desarrollo intensivo y moderno de la agricultura y de un sector industrial muy tecnificado en una tierra rica que no deja de progresar, estando a la cabeza en desarrollo humano y competitividad económica sin tener los amplios recursos petrolíferos de muchos de sus vecinos, siendo prácticamente autosuficientes en todas sus necesidades alimentarias.

La economía de Israel es según el IFM robusta con grandes expectativas debido a las recientemente descubiertas bolsas de gas que transformarán a Israel en un exportador neto de energía. Esto unido al nivel de desempleo más bajo de su historia y al saneado sistema financiero harán que las inversiones extranjeras vayan en aumento.

Pese a estar prácticamente enclavado en un desierto Israel es considerado como uno de los países más avanzados en desarrollo económico e industrial. No es de extrañar si consideramos que tiene el índice de ingenieros por 1.000 habitantes más alto del mundo. Tiene una economía de mercado muy desarrollada tecnológicamente, y tiene el mayor número de empresas que cotizan en el NASDAQ fuera de América del Norte por ello puede exportar productos de alta tecnología y productos farmacéuticos. Aunque tiene déficit comercial esto puede cubrirlo fácilmente con el turismo y una significativa entrada de inversiones extranjeras.

Su economía es sólida y ha sabido vencer la recesión y la crisis mundial a través de una política fiscal prudente no permitiendo que el déficit empeorara haciendo caso omiso de las protestas contra la falta de viviendas públicas y otras necesidades y de un sector bancario saneado al contrario de otros países occidentales como España, Irlanda o Grecia.

Forma parte de la OCDE (Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico) formado por países que se adhieren a los principios democráticos y a la economía de libre mercado. ¿Cuántos países del entorno de Israel forman parte de esta organización?

La firma Deloitte ha afirmado que Israel es la cuarta economía más atractiva para las inversiones foráneas sólo por detrás de EE.UU., Brasil y China.

Pese a ser un país tan pequeño tiene un gran sector tecnológico comparándolo al famoso Silicon Valley que le permite exportar productos de alta tecnología militar, de aviación, telecomunicaciones, software, ordenadores, electrónica médica, fibra óptica así como diamantes tallados, y productos químicos y farmacéuticos.

Su producto interior bruto se multiplicó 120 veces desde su nacimiento como nación y ronda ahora los 247.9 billones de dólares con un crecimiento del 2.9% (2012) y una renta per cápita de 33.000 dólares y una envidiable tasa de paro del 6%.

Más de 400 empresas tecnológicas incluyendo grandes multinacionales como Intel, IBM, Motorola y Microsoft han hecho grandes inversiones construyendo importantes centros de investigación y desarrollo. La empresa Intel es la que más empleados tiene en el país, 8.200, la gran mayoría muy bien preparados en las nuevas tecnologías. Eric Schmidt, presidente de Google considera Israel como el principal centro de tecnología de vanguardia detrás de EE.UU.

Asimismo, Israel, a pesar de su pequeño tamaño es líder también en tecnología agrícola moderna especialmente en sistemas de riego y conservación de agua, de la que tanto nos hemos beneficiado también aquí en España, siendo un exportador neto de frutas y verduras.

Es realmente increíble ver como esta pequeña nación, en tan poco tiempo y a pesar de las numerosas guerras que ha tenido que combatir en tan pocos años ha logrado convertirse en la nación más avanzada en materia de tecnología y desarrollo científico.

Si nos preguntamos el por qué de todo esto podemos dar algunas respuestas:

Israel tiene la mayor esperanza de vida escolar del sudoeste de Asia después de Corea del Sur y una de las mayores tasas de alfabetización de Asia. Ocupa el tercer lugar del mundo en número de titulaciones universitarias (20% de la población), todo ello heredado, sin duda, de la auténtica pasión del pueblo judío por el aprendizaje no escatimando dinero a la hora de dar educación a sus hijos y la continua persecución sufrida a lo largo de los tiempos les ha enseñado a enfrentarse valientemente a los desafíos.

Israel, pese a ser tan diminuto, tiene 10 premios Nobel en Ciencias, Medicina y Química y lidera el número de publicaciones científicas y patentes registradas per cápita del mundo. No puede extrañarnos, pues, las cifras que estamos dando.

De las 30 universidades tecnológicas más importantes del mundo. 20 son americanas, cuatro de Israel, 2 de Canadá y Gran Bretaña, una de Suiza y otra de Hong Kong.

Si hablamos de científicos, ingenieros y técnicos per cápita vemos que Israel encabeza la clasificación mundial con 140 por 10.000 habitantes seguido de EE.UU con 85, habiendo hecho grandes aportaciones a la ciencia y la tecnología, especialmente la genética, la electrónica, la óptica, la medicina y la física teórica.

El famoso inversor Warren Buffett afirmó que “Si vas al Oriente Medio a buscar petróleo puedes saltarte Israel, pero si lo que buscas son cerebros, no tienes que mirar a otro lado” Su compañía Berkshire Hathaway realizo sus primeras inversiones fuera de los EE.UU en Israel, comprando el 80% de la empresa Iscar, calificando esta inversión como la principal hecha ese año, destacando que en Iscar, el cerebro y la energía están por todas partes.

El Wall Street Journal afirmó de Israel: “ha sabido pasar a través de la gran recesión mundial sin recibir ayuda ni sucumbir al déficit fiscal que ha golpeado otras naciones”. Es la que lidera el diseño mundial de microchips, nanotecnología, robótica, tecnología de misiles y procesadores y sistemas de memoria para entre otros los Iphones, Ipods y Ipads. La defensa y la prosperidad de nuestra nación depende del poder económico y tecnológico de Israel”

Israel nos demuestra que un país no necesita para progresar ni gran extensión ni grandes recurso naturales sino una población preparada, inventiva e inteligente deseosa de hacer nuevas cosas aún en medio de grandes dificultades.

Con el índice de Startups (nuevas empresas tecnológicas) más alto del mundo, este pequeño país nos da muchas lecciones a nosotros los españoles y está destinado a seguir jugando un importante papel entre los líderes mundiales de la innovación y el desarrollo tecnológico

Para poder sustentar y no perder este nivel tecnológico Israel gasta enormes cantidades de dinero en Investigación y Desarrollo, el 4.5% de su Producto Interior Bruto, uno de los más altos del mundo. Para comparar Suecia gasta el 3.8%, Japón el 3,3%, Alemania el 2,7% y Canadá el 1,7%. Me gustaría saber qué lugar ocupa nuestro país.

“El hombre sabio es aquel que busca instruirse con todos los hombres; el hombre fuerte, aquel que sabe quebrar sus huesos; el hombre rico, aquel que se contenta con su suerte, y el hombre honrado, aquel que honra a los demás” (Proverbio judio)

Diferentes Maneras de Conseguir Dinero Extra

A todo el mundo nos viene bien ganar in dinerillo extra. Tanto si tu sueldo no te alcanza para llegar a final de més, como si solo necesitas unos ingresos extras para irte de vacaciones en verano, un dinero extra nunca viene mal. Es por esto que a continuación vamos a detallar diferentes maneras de conseguir dinero extra.

dinero-perdida

Vende las cosas que no necesites.

En todas las casas se nos acumulan multitud de objetos que hemos ido comprando a lo largo de nuestra vida muchos de ellos trastos que no necesitábamos realmente o que nos han regalado para ir amontonándose sin ninguna utilidad.

En los países anglosajones tienen una costumbre de realizar lo que llaman “garaje sales” o ventas en el garaje. Lo tienen más fácil que nosotros pues como la mayoría viven en casas unifamiliares con jardín y garaje es más fácil de hacer. Nosotros en España lo tenemos algo más difícil pues la mayoría vivimos en pisos y apartamentos y claro no creo que el ayuntamiento nos deje hacerlo en la acera de la calle.

Yo en una ocasión hice uno cuando vivía en Australia antes de regresar a nuestro país (decisión fatídica), puse un anuncio en el periódico (había una sección especial para ello) y a esperar al domingo de la venta de trastos y otras cosas que no me podía traer. Cuál no sería mi sorpresa cuando a las cuatro de la mañana llaman a la puerta unos tíos que querían ver lo que tenía en venta. Era gente que se dedicaba a ir de mercadillo en mercadillo a conseguir las mejores cosas, lógicamente se llevaron lo mejor pero yo ya no pude volver a dormir.

Ya que no podemos hacer esto aquí sí podemos usar el Internet para vender las cosas que no necesitamos y conseguir algo de dinero. Existen muchas páginas de anuncios clasificados que se dedican a ello como y también páginas especiales como Ebay y Mercadolibre.com. Siempre es conveniente incluir fotos del objeto que estás vendiendo y una buena descripción del mismo. Yo he vendido bastantes cosas con este método.

Venta de antigüedades.

Las antigüedades, aunque parezca mentira, están de moda. Hay gente dispuesta a pagar mucho dinero por cosas que nosotros tiraríamos a vertedero. Es cuestión de buscar en nuestra casa o en la del pueblo y encontraremos alguna cosa interesante que podemos vender y sacar algún dinero. Esa silla rota y vieja que da pena puede ser un objeto valioso para un coleccionista. A ves podemos incluso encontrar estos objetos al lado de los contenedores de basura.

En una ocasión vi en una tienda de antigüedades una silla en venta que valía 30 Euros y que yo habría tirado a la basura. Internet nos ofrece amplia información sobre diferentes objetos y cómo podemos restaurarlos nosotros mismos.

Hay incluso gente que dedica su vida a hacer inversiones en este tipo de cosas y según parece no les va mal del todo.

Trabaja desde casa.

Existen muchas oportunidades de trabajo que podemos realizar desde nuestra casa gracias a las nuevas tecnologías y sacar algún dinero extra. Todo depende de las habilidades que tengamos. Podemos dar clases de idiomas u otras asignaturas, asesoría comercial por teléfono, hacer traducciones, diseño gráfico, cuidar niños o animales, trabajar de tele operadores para los llamados Call centers, trabajos manuales para empresas, realizar encuestas por teléfono etc. Es cuestión de moverse y buscar y ofrecer aquellos servicios que puedan servirle a una empresa o a otras personas.

No esperes que vayas a ganar grandes sumas de dinero pero al menos una ayudita para llegar a fin de mes, pero ten cuidado y trata de evitar los numerosos fraudes que se ofrecen por Internet como ventas por esquemas piramidales.

Empeños.

Si cuando estábamos en los tiempos de las vacas gordas hicimos inversiones en joyas, cuadros u otros objetos de valor, ahora en los tiempos de crisis empeñarlos puede ser una buena salida en muchas situaciones de necesidad de dinero como la que vivimos ahora y lo mismo ha sido a través de los siglos. Recordemos el antiguo Monte de piedad.

Si necesitamos dinero vamos a una casa de empeño donde depositamos nuestros objetos de valor, ya sean joyas, monedas, sellos, etc. como garantía por el dinero que tomamos prestado que lógicamente tiene que ser inferior al valor real de los objetos depositados. Si no vuelves a recogerlos en el tiempo estipulado la casa de empeños puede volver a poner a la venta tus objetos de valor. Si lo haces tendrás que devolver el dinero prestado junto a los intereses estipulados.

Gana dinero en Internet.

Internet es un mundo aparte. Es el hoy y, sobre todo, el mañana de los negocios y de los emprendedores. Nos ofrece multitud de oportunidades para trabajar, realizar inversiones y conseguir el dinero que necesitamos. Pero como todas las cosas nada es fácil y viene gratis. Hemos de prepararnos y trabajar duro día a día pues Internet cambia y se actualiza continuamente.

Son muchos los que han conseguido su meta de prosperar y ganar dinero a través de Internet. No creas que lo vas a conseguir en un par de días, necesita su tiempo pero si trabajas duro, persistes y no te desanimas las posibilidades que tenemos a nuestra disposición son interminables.

Ya daré información amplia sobre cómo ganar dinero en Internet en otro futuro artículo.

La Inflación : Bendición o Maldición

Alguien ha descrito la inflación como una guerra, y en toda guerra hay vencedores y vencidos. En momentos de alta inflación deberíamos calcular si es más conveniente dejar nuestros ahorros en una cuenta bancaria o invertirlos en algo más tangible y que nos dé unos dividendos o una plusvalía que vaya por delante de la inflación. ¿Quiénes son los que ganan con la inflación y quienes los que pierden?

inflacion

“El tiempo es amigo de los buenos negocios y el enemigo de los mediocres”

Warren Buffett

En primer lugar hablemos de los que pierden. Son aquellos, me temo que la mayoría, que cuando tienen unos ahorros abren una cartilla en el banco y los depositan a un interés ridículo que no puede ni tan siquiera seguir el paso de la inflación, por lo que no se dan cuenta de que su dinero cada día vale menos. Lo único que pueden hacer es quejarse de las circunstancias y ver con asombro cómo el valor de su dinero se va erosionando poco a poco.

En realidad, si descontamos el peso de la inflación, las comisiones bancarias y el pago del IRPF por los dividendos obtenidos, el banco nos devolverá menos dinero del que hemos depositado. Pero, como he mencionado antes, si uno pierde entonces otro gana y me temo que los perdedores son los que ayudan a los ganadores a prosperar.

Si la inflación fuese cero, el valor de tu dinero valdría lo mismo año tras año, pero como, desgraciadamente, tenemos inflación esto hace que tu dinero (tu poder de compra) es menor cada año con lo cual, sin que tú lo sepas, cada día que pasa se deprecia y sirve para menos cosas.

Por todo ello, los ganadores son aquellos que, con valentía, no se conforman con acomodarse en el sofá y ver pasar la vida deprimiéndose de que su dinero cada día vale menos sino que exploran, estudian los mercados, invierten su dinero y su tiempo en las mejores opciones financieras que tienen delante de ellos, productos inmobiliarios, acciones, bonos, metales preciosos.. Aprenden a discernir los ciclos económicos y sobre todo aprenden la premisa de todo gran inversor” comprar en debilidad y vender en fortaleza” los mismo en la Bolsa, propiedades inmobiliarias, etc.

El inversor medio compra acciones cuando ve que el mercado está saneado (es decir cuando son más caras) y las vende cuando ve que el mercado se hunde (cuando las acciones están bajando) ¿resultado? perder dinero.

El inversor profesional lógicamente hace lo contrario, aguanta el tipo, no tiene prisa, compra en debilidad y vende en fortaleza, y claro, saca una buena tajada del negocio.

En tiempos de inflación, los ganadores toman dinero prestado de los perdedores y se los devuelven en unos Euros cuyo valor ha disminuido desde el tiempo que lo tomaron prestado.

Algunos ejemplos:

El ganador: Compra un piso en el año 2000 por valorado 60.000 € con un depósito de 10.000 € (la sexta parte del valor de la vivienda). Para el resto toma un préstamo hipotecario de 50.000 € (deducible de impuestos). Al cabo de 10 años su piso está valorado en 130.000 € con lo que a un capital de 10.000 € le ha sacado una plusvalía de 70.000 €.

El perdedor: Vive de alquiler pagando 400 € por mes. Tenía un pequeño capital de 10.000 € que depositó en el banco en el 2000 a un interés del 2.5% TAE para ir tirando; como la inflación durante ese tiempo ha sido igual o superior al interés recibido su rendimiento neto es prácticamente inexistente, si a esto unimos el impuesto por IRPF que hay que pagar por los dividendos conseguidos, que el banco te deduce directamente, el valor actual de su capital (el valor de compra de sus 10.000 €) se ha deteriorado en una gran proporción. No se atrevió a comprar una vivienda y prefirió alquilar, ahora si quisiera comprarla sus 10.000 € sólo representarían una proporción mínima de su valor (8%) con lo que lo más probable es que no le concedieran el préstamo. ¡Y encima ha pagado por alquiler alrededor de 48.000 € en estos 10 años!

Puedes pensar que este último no tenía muchas luces pero te aseguro que está mentalidad la tienen muchas personas.

Clases de Inversiones

Invertir significa simplemente dar dinero a otra persona, banco, empresa o entidad financiera con el fin de conseguir una retribución mediante los intereses devengados al cabo de cierto tiempo. Si tienes algún dinero ahorrado y quieres aumentar tu capital la única manera de hacerlo es realizar inversiones financieras con tu dinero que te permitan lograr tu objetivo de incrementar tu patrimonio y la independencia económica.

investment-basics

La peor inversión que podemos hacer es tener nuestro dinero en un colchón donde podemos perderlo todo si nos visita el caco o podemos perderlo poco a poco por causa de la inflación.

Existen en el mercado multitud de opciones de inversión. En este artículo iremos viendo algunas de las más comunes. Ninguna de ellas es infalible, todas tienes sus ventajas y sus desventajas como todas las cosas en esta vida. Una regla común es que cuanto más rendimiento tiene una inversión mayor riesgo lleva aparejada por lo que depende de qué clase de inversor es el lector para elegir una u otra. Todas las inversiones por seguras que parezcan tienen su nivel de riesgo. Según las elijamos aumentará o disminuirán las pérdidas lo mismo que las ganancias.

Si se es conservador lógicamente se decantará por una inversión más segura que nos permite conseguir liquidez si llegara el caso, aunque el rédito sea menor, si por el contrario se es un poco aventurero podremos ir hacia aquellas inversiones con más posibilidad de aumentar nuestras ganancias aunque ello implica lógicamente un mayor riesgo de perder todo o parte de nuestra inversión.

Por tanto, cada persona que desea invertir y ganar dinero deberá estudiar bien las diversas posibilidades que existen y elegir la estrategia de inversión que más se adapte a su propia personalidad y circunstancia.

Recuerda siempre el dicho del famoso inversor Warren Buffet: “Nunca invierta en negocios que usted no pueda entender”.

Esto nos librará de muchos problemas. Si te ofrecen una inversión que no acabas de entender mejor déjala y decántate por otra cosa que aunque parezca menos interesante lo entiendas perfectamente.

No existe una varita mágica para saber cual es la mejor inversión, nadie puede pretender hacerse rico de la noche a la mañana con una sola inversión afortunada. El mundo de las inversiones no es una lotería, por el contrario es un proceso lento que requiere mucho trabajo, esfuerzo, y mucho estudio (estudios de inversión, tendencias de mercado, y hasta aspectos políticos que pueden afectar los mercados bursátiles, y, sobre todo, analizar los posibles riesgos) para gestionar nuestras finanzas exitosamente.

Mediante todas estas estrategias veremos como nuestro patrimonio podrá ir incrementándose poco a poco. No tengamos temor a que este proceso sea lento sino que éste sea al revés. Lo importante es llegar a nuestra meta de independencia financiera, despacio pero seguro. Aprendamos de la tortuga es un animal muy lento, pero llega a su meta aunque ésta esté a 20.000 Km de distancia.

El principio será para los novatos difícil, duro y arriesgado, pero una vez vayamos cogiendo experiencia y vayamos incrementando nuestro capital los nuevos fondos obtenidos nos permitirán ir progresando poco a poco.

Una buena opción para los principiantes y los que no quieren complicarse demasiado la vida a la hora de elegir donde invertir individualmente es hacerlo a través de un fondo de inversión que están dirigidos por expertos que invertirán nuestro dinero en diversas opciones del mercado.

Los fondos de inversión son una forma de ahorro que forman un número de personas que invierten conjuntamente su dinero en inversiones diversas que no podrían hacer individualmente. Cuando hable de expertos no estoy queriendo decir infalibles, todos hasta los más cualificados pueden fallar en sus previsiones.

El dinero de este grupo de personas o cooperativa se pone en manos de una entidad gestora que realiza la labor de invertirlo en diversas activos que consideran atractivos para el inversor ya sean acciones en empresas cotizadas en bolsa, renta fija, mercado inmobiliario, etc. Cobrando una comisión por sus servicios. Estos fondos son también interesantes para el inversor pues permiten cambiar de un activo a otro sin tener que pagar nada a Hacienda por la venta.

Aunque la mayoría de los fondos en el mercado no garantizan ninguna rentabilidad, a excepción de los llamados fondos garantizados, al estar invertidos en una diversidad de activos es poco probable que perdamos la totalidad de la inversión aunque sí existe la posibilidad de perder dinero en un fondo de inversión si las expectativas del mismo han fallado.

Existen muchos fondos de inversión en el mercado. A la hora de elegir uno que nos ofrezca la mejor rentabilidad con el menor riesgo posible es conveniente investigar un poco sobre la historia y el comportamiento de los diversos fondos que se ofrecen en el mercado. No se mete en un fondo solamente por lo que le aconseja su banco. En la mayoría de los casos los bancos mirarán por sus propios intereses y no tanto por el de los clientes. Recuerde el penoso caso de las acciones preferentes en nuestro país donde por culpa de algunas entidades financieras muchos inversores han perdido todo o buena parte del dinero que invirtieron creyendo las promesas de sus banqueros.

En este artículo explicaré muy resumidamente las inversiones más comunes que el inversor principiante puede encontrar en el mercado. Más adelante y en otros artículos iré detallando más cada una de estas inversiones y otras más complejas que abren nuevas posibilidades de inversión de nuestro dinero.

Acciones de empresa y renta variable.

“Si en el mercado hay más tontos que papel, la bolsa sube. Si hay más papel que tontos, la bolsa baja”

André Kostolany

Una de las formas más comunes de comenzar a invertir abiertas a los inversores principiantes es la de invertir su dinero en la bolsa de valores, más conocida simplemente como Bolsa en la que colocamos nuestros recursos financieros en empresas o entidades de manera temporal o permanente para incrementar nuestro capital y con la posibilidad de poder controlar la empresa.

Se realiza una inversión en fondos de una firma que cotiza en Bolsa comprando sus acciones mediante una cartera de valores de una determinada empresa con el fin de que al venderlas podamos obtener un beneficio. Este mercado bursátil es muy fluctuante, ofrece un mayor nivel de ganancias pero al mismo tiempo incrementa mucho su nivel de riesgo. Antes de aventurarnos en estas inversiones es aconsejable adquirir los conocimientos necesarios que nos permitan salir airosos con nuestras inversiones o contratar los servicios de un agente financiero que maneje nuestra cartera de inversión mediante una comisión por sus servicios.

Si somos un inversionista conservador nos aconsejará invertir en aquellas acciones que tengan un perfil creciente en el mercado de valores, es decir que tengan tendencia a subir y si somos algo más agresivos en aquellas otras con mayores opciones de rentabilidad aunque con más riesgos para nuestro capital.

También deberemos contar con un agente de bolsa que ejecute todas las operaciones que deseamos realizar en la Bolsa. Hoy en día Internet nos ofrece diversas plataformas donde podemos hacer nuestras inversiones en el mercado bursátil sin movernos de casa y con un simple clic de ratón.

“Únicamente compra aquellas acciones que puedas mantener en tu portfolio despreocupadamente, si el mercado lo cerraran por 10 años”